Consiste en poner al bebé como beneficiario de uno de sus progenitores en la cartilla de seguridad social. Es importante que la persona que tenga beneficiarios esté cotizando. Es un paso imprescindible para dar de alta al bebé en el ambulatorio de nuestra población.  En el caso de que ambos padres sean extranjeros necesitaremos el NIE o Pasaporte del bebe para poder darlo de alta en seguridad social