Es una ayuda que da el Estado a todas las madres trabajadoras, que consiste en 100 euros al mes durante los 3 primeros años de vida del bebé.